IGP Webfolio & Ecodesign Articles: Products · Grafic · Architecture

Materiales

Pinturas en polvo, mejor entorno y más productividad

Uno de los principales valores añadidos de este tipo de recubrimientos es su contribución al desarrollo sostenible, pues al tratarse de polvo, a lo largo de todo el proceso – desde su adquisición hasta su aplicación – no es necesario emplear ningún tipo de disolvente para diluirlo, evitando así la emisión de gases perjudiciales para la salud y respetando al máximo el medio ambiente.

La pintura en polvo se emplea a nivel industrial y algunos de los materiales sobre los que se está aplicando de manera habitual son el mobiliario metálico de oficina, algunas piezas interiores de vehículos y, en definitiva, cualquier superficie metálica o plástica que se desee pintar al mismo tiempo que se contribuye con la mejora del medio ambiente.

El procedimiento de aplicación del recubrimiento es el siguiente: las partículas de pintura en polvo (gran porcentaje de las pinturas en polvo son resinas) se depositan sobre la superficie a tratar gracias a la influencia de un campo eléctrico.

Una vez cubierto el objeto que se quiere pintar, las partículas se unen entre sí al exponerlas o bien a una fuente de calor o bien mediante rayos ultravioletas. En aplicaciones en las que se usaban dos o tres manos de pintura para conseguir una buena protección anticorrosiva, con la pintura en polvo nos permite conseguir esa aplicación con menos cantidad pintura y obtener una producción más rápida y con los mismos resultados.


¿Cartón ondulado o plástico reutilizable?

Una vez metidos en faena ecológica o de respeto al medio ambiente, a menudo las dificultades surgen a la hora de elegir los materiales menos contaminantes.

Así, podemos tener en cuenta varios factores, como es, en este caso, la emisión de CO2. Según las últimas noticias, la industria del cartón ondulado genera un 41% menos de CO2 que la producida por la del plástico reutilizable.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio realizado por los profesores Pedro Videla y Jose Luis Nueno de la escuela de negocios IESE de la Universidad de Navarra.

El estudio, que fue presentado en el marco de las jornadas de consumo responsable y sostenible organizadas por Dossier Empresarial , analiza cuál es el impacto social y económico de ambas industrias en España.

La conclusión final es que la industria de los embalajes de cartón ondulado emite prácticamente la mitad de la cantidad de CO2 que la industria de los embalajes de plástico reutilizable.

Fuente: http://www.blogdemedioambiente.com/


Recomendaciones para el reciclado del PET en envases

Algunas recomendaciones para un eficiente reciclado del PET son las siguientes, de acuerdo a la parte de la botella:

La tapa, el arillo de seguridad y su empaque (liner o sello). Se recomienda que el arillo de seguridad se desprenda del cuello del envase y el empaque de la tapa (liner) se quede en la tapa a la hora de abrir el envase. También se recomienda que la tapa, el arillo de seguridad y el liner sean de: Polipropileno (PP) o Polietileno de alta densidad (HDPE). Estos materiales son preferibles al aluminio y a otros materiales. El PVC no es recomendable porque una pequeña cantidad de PVC puede contaminar grandes cantidades de PET dispuesto para su reciclado por su diferente temperatura de fusión o ablandamiento.

Las etiquetas. Es preferible usar etiquetas de alguno de los siguientes materiales: Polipropileno (PP), Polietileno orientado (OPP), Polietileno de alta, media o baja densidad (HDPE, MDPE, LDPE) y Papel. Las etiquetas metalizadas dificultan el reciclado de cualquier plástico, pues al contener metales lo contaminan. Las etiquetas deben poder desprenderse en el proceso de lavado del reciclador, por lo que es importante seleccionar un adhesivo conveniente y evaluar las etiquetas termoajustables o a presión. Los sistemas de impresión serigráfica provocan que el PET reciclado y granulado tenga color, disminuyendo sus posibilidades de uso, mercados y precio. Se recomienda evitar pigmentos de metales pesados.

El color. La botella de PET transparente sin pigmentos tiene mejor valor y mayor variedad de usos; sin embargo, con una separación adecuada, el PET pigmentado tendrá ciertos usos.

Las multicapas o recubrimientos. Las capas que no son de PET en los envases multicapa, así como los recubrimientos de otros materiales, reducen la reciclabilidad del PET. Es necesario separar esta clase de envases de los de PET simple.

Las bandas de seguridad (mangas) y sellos. Estos son generalmente incluidos en el diseño del producto envasado en PET, cuando se consideran necesarios, pero contaminan el PET para reciclar si no son removidos del envase desde la selección y separación del mismo. Se recomienda no utilizar PVC para fabricar estos elementos.


Tintas de soja: ¿realmente ecologicas y eficaces?

Las tintas a base de soja se generan porque una cantidad significativa de aceite de soja puede usarse en tintas (en pasta) para litografía. La gente asume incorrectamente que el aceite de soja puede usarse en todas las tintas. Los aceites derivados de vegetales trabajan bien en tintas para litografía, pero no pueden usarse en tintas flexo. Las resinas proteínicas tienen una aplicación limitada en las tintas base agua porque tienen una baja resistencia al agua, y compatibilidad muy pobre con otras resinas que pueden necesitarse para modificar las características específicas de desempeño. En consecuencia, las resinas acrílicas son las más usadas en las tintas base agua, y estas resinas acrílicas son materiales químicamente derivados del petróleo.
Ademas de sus limitaciones industriales hay que sumar negativamente el efecto que ejercen las megaplantaciones de soja, tanto en el entorno, por destruccion de la diversidad local, como en las poblaciones agricolas que sufren por la contaminacion genetica y las leyes de mercado impuestas por los productores de semillas.


Tintas UV

La tecnología de tinta uvaclear, desarrollada por Hartness International, Greenville, SC, para la impresión directa en las botellas, también puede servir como recubrimiento para colorear las botellas de cualquier color. El recubrimiento e impresión curada (UV) ultravioleta elimina la necesidad de las etiquetas autoadhesivas o etiquetas termocontraíbles, recortando el consumo de material, costo y desperdicios.
El recubrimiento bloquea la luz ultravioleta y mejora ligeramente la capacidad de rotura del recipiente, pero no tiene efectos en la reciclabilidad porque se quema cuando el vidrio es refundido.


Del maiz a los polimeros y las fibras

DuPont Engineering Polymers  produce nuevas familias de resinas termoplásticas y productos elastoméricos de alto rendimiento fabricados con recursos renovables.

www.engineeringpolymers.com


Biopolimeros, 3 grandes grupos

Hay que tener en cuenta que un biopolímero no necesariamente va a ser biodegradable, como es el caso de los nuevos polietilenos hechos con base en fuentes renovables (azúcar de caña), y por otro lado un polímero biodegradable no necesariamente tiene que provenir de fuentes renovables, como es el caso de algunos poliésteres que provienen del petróleo”.

Los biopolímeros pueden agruparse en tres grandes áreas:

a) Polímetos.- Extraídos/removidos directamente de organismos vivos principalmente plantas y algunos animales. En esta clasificación entran los polisacáridos como el almidón, la celulosa y sus derivados, la lignina, el quitosan y las proteínas como la albúmina, la caseína, el colágeno, el gluten de trigo y la proteína de soya.

b) Polímeros producidos por síntesis químicas tradicionales a partir de monómeros bioderivados. Dentro de esta clasificación el ejemplo típico es el polilactato que es un biopoliéster polimerizado a partir de monómeros de ácido láctico, el cual a su vez es producido vía fermentación de carbohidratos provenientes principalmente del maíz o la patata.

c) Polímeros producidos por microorganismos ó por bacterias genéticamente modificadas. Los biopolímeros más conocidos dentro de este grupo son los Polihidroxialcanoatos (PHA’s), dentro de los cuales tenemos el Polihidroxibutirato (PHB), y el Polihidroxivalerato (PHV).